Menú

Goccia

Posting, u know….

¿Una copita no hace nada?

No soy abstemio. Me gusta la cerveza, el vino a la hora de comer y, de vez en cuando, una copa de buen bourbon. Pero a pesar de todo ello, cada vez estoy más cansado de la fuerza que tiene el lobby de las bebidas alcohólicas en países como España. Lo que no logró el lobby del tabaco (y con razón) sí lo ha logrado el del alcohol: evitar que se instauren nuevas leyes que regularicen el consumo del alcohol.

¿Alguna vez habéis leído acerca de los sintomas de cancer de higado? Se trata del sexto más habitual en el mundo, pero el segundo más letal. Y como siempre, este hecho se debe a que se trata de un cáncer difícil de diagnosticar en las primeras fases. Pero algo tienen claro la mayoría de expertos: el excesivo consumo de alcohol multiplica las posibilidades de padecer cáncer de hígado… entre otras enfermedades.

Pero España es un país en el que las empresas vinculadas a las bebidas alcohólicas tienen una decisiva importancia a nivel económico. Qué decir de la industria asociada al vino en sus múltiples denominaciones de origen. El vino español está entre los más famosos del mundo, no cabe duda. Y luego está la cerveza, con varias empresas de prestigio internacional, que aunque todavía están lejos de otras firmas holandesas o germanas, tienen gran importancia dentro de la industria alimentaria española.

Todo esto es un hecho, como lo es que tanto el vino como la cerveza dan trabajo a miles  de persona en España. Estos argumentos son los que, principalmente, usaron en el lobby del alcohol para tumbar ley tras ley que trataba de regularizar el consumo, sobre todo para evitar que las nuevas generaciones tengan más dificultades para acceder a su primera copita. Porque sí, una copita si hace algo, porque una copita lleva a otra en muchas ocasiones.

Si prohibimos la marihuana, ¿por qué no se puede regularizar el consumo del alcohol? Poderoso caballero, es Don Dinero. Pero antes de seguir consumiendo alcohol porque socialmente está aceptado, incluso se fomenta, echa un vistazo a los sintomas de cancer de higado: tal vez cambies de opinión.

BUSCAR REGALOS PARA LOS NIÑOS

Ahora que mis amigos que tienen parejas están teniendo hijos, empiezan las fiestas de cumpleaños de tales hijos, y el problema de qué regalarles. La forma más rápida y cómoda de encontrar algo que les guste a los niños y a los padres por igual es meterse en una Tienda online de artículos infantiles en la que podrás encontrar muchos regalos adecuados a la edad de cada uno de los hijos de mis amigos. Porque no todos los regalos son adecuados para todas las edades y los gustos de los niños. Personalmente me resulta más sencillo escoger regalos para los niños que para las niñas, suelen ser más fáciles de contentar. Además, ¿qué es lo que se regala a un niño de hoy en día que ya tienen de todo? lo más sencillo es preguntarles a los padres a ver si le hace falta algo, porque si le regalas algo a un niño y a sus padres no les gusta lo van a devolver casi en al acto, y muchos a lo mejor hasta se ofenden. Lo mejor es comprarles a los niños juguetes para que así los padres no lo devuelvan, porque si regalas ropa a las madres de hoy en día generalmente no les suelen gustar y te vas a meter en un problema. Esto cuando nosotros éramos niños no sucedía, yo tenía un compañero de clase que su madre en los cumpleaños, siempre regalaba algo de ropa y nunca vi a ninguna otra madre decir que no le gustaba lo que le habían regalado a su hijo. Pero entiendo que los tiempos han cambiado pero no siempre para mejor. Muchas madres de hoy en día quieren tener el control de lo que se le regala a sus hijos, pero eso no se puede consentir, los niños tienen que tener también una opinión sobre las cosas, esos hijos de esas madres me dan un poco de pena ya que nunca van a saber lo que es divertirse de verdad, y eso lo veo mucho más a menudo de lo que me gustaría verlo y doy gracias por haber crecido en otra época.

El sabor auténtico de los alimentos

Seguro que más de una vez has escuchado a alguien decir que la comida ya no sabe cómo sabía antes. Tal vez, incluso lo hayas dicho tú mismo si estás acostumbrado al sabor de los alimentos naturales que se cultivaban en el huerto de casa.

¿De verdad ha cambiado tanto el sabor de los alimentos? Lo cierto es que tiene mucho sentido esa acusación. Dicen que somos lo que comemos y los alimentos, también son aquello de lo que a su vez se nutren. Si un vegetal está en una huerta regada con abundante agua y abonada de manera natural, creciendo con el calor del sol de verdad, no puede saber igual que un vegetal que crece en un invernadero, a veces sin tierra y con abonos químicos.

Otro ejemplo muy claro no tenemos en la leche. Es evidente que no puede saber igual la leche procedente de vacas que han comido pienso que de aquellas que se han alimentado con pasto verde. Por eso, la leche de asturias tiene un sabor muy especial, porque en esa zona no faltan nunca los campos verdes en los que poder alimentar al ganado de manera natural.

Pero no se trata tan solo del sabor de la comida, sino también de sus propiedades. Los vegetales que reciben la luz del sol tienen una gran cantidad de vitaminas que no tienen los que han crecido en un invernadero o que han sido recogidos todavía verdes para poder viajar en cámaras sin estropearse. Madurar al sol en la planta no solo les da el mejor sabor, también les da las mejores propiedades.

El pasto es una fuente de Omega 3. Está demostrado que la carne de los animales que comen pasto es más rica en esta grasa. Esto es muy bueno ya que muchas personas tienen déficit de Omega 3 por comer más carne que pescado. La carne es rica en Omega 6, el pescado en Omega 3 y el equilibrio entre ambas grasas es lo que marca una alimentación saludable.

Por tanto, sí es cierto que hay alimentos que no saben igual, pero todavía es posible encontrar aquellos que mantienen el sabor original comprando, por ejemplo, productos de la huerta cercana y siempre de temporada, ya que son los únicos que tendrán todas sus propiedades. Y, por supuesto, bebiendo leche de las vacas asturianas que se han alimentado con la hierba verde de los pastos de la zona.

NEGOCIOS QUE NO DURAN

Me sorprende lo poco que duran algunos comercios, ¿en qué piensan los que los ponen? Supongo que en un principio creerán que lo que van a vender se va a vender muy fácil pero al final se dan cuenta de que estaban completamente equivocados y al poco tiempo se ven obligados a cerrar. Al lado de mi casa no hace muchos meses abrió una tienda de productos de belleza hechos con lodos del mar muerto, os puedo decir que no he visto entrar allí a nadie nunca, y al cabo de un par de mese, no más, acabó cerrando. Se veía venir que lo que ofertaban no le interesaba a nadie o casi nadie. Ahora en su lugar han abierto otra tienda, una tienda en la que comprar venecianas y estores y toda clase de cosas para poner en las ventanas. Pero por lo que puedo ver desde la calle, le auguro un futuro bastante mejor que la tienda de los lodos del mar muerto.

 

Y esta situación pasa más a menudo de lo que os podéis creer. Muchos negocios abren con la esperanza de que los productos que ofertan van a ser el no va más y al final los dueños acaban estrellándose contra un muro y no les queda más remedio que cerrar mucho antes de lo que los propietarios tenían pensado en un principio, para eso deberían de hacer un estudio de mercado en lugar de aventurarse a vender un producto que no va a tener salida. Sobre todo con los tiempos que corren que no están para derrochar el dinero en negocios inútiles que solamente genera pérdidas. Antes de abrir un negocio hay que ver y pensar qué es lo que el barrio o la ciudad necesita imperiosamente y que no tiene, esos son los negocios que se deberían abrir, negocios que ayudan a la comunidad, y así la comunidad te va a devolver el favor casi seguro, ya que si abres un negocio es importante también saber a qué público te diriges, para abarcar más deberías buscar un negocio en el que abarcases todos los públicos

Dormir bien no tiene precio

Eso dicen, dormir bien no tiene precio pero lo cierto es que cuando vas a mirar los precios de los colchones y de los canapés correspondientes te echas a temblar. En algunas tiendas dormir bien no solo tiene precio, sino que además es absolutamente prohibitivo.

Pero, ¿tienen estos altos precios una razón de ser? Para saber si un colchón merece la pena tienes que fijarte en su composición. Por ejemplo, los colchones de viscoelástica suelen tener una capa de este material cuyo grosos puede variar bastante. La viscoelástica es cara y por eso a mayor grosor, mayor precio.

Pero, ¿es mejor un colchón de viscoelástica con la capa más gruesa? No necesariamente, ya que no todo el mundo tiene las mismas preferencias a la hora de dormir. Un colchón con mucha viscoelástica va a ser muy mullido, con efecto nube, cosa que no a todo el mundo le gusta. Una capa fina de viscoelástica puede ser mucho más cómoda para quienes quieren una base firme, pero que no ejerza presiones.

Además de la capa de viscoelástica está el núcleo del colchón, que en estos casos puede ser de látex, de muelles entresacados o de espuma. Los más caros son los de núcleo de látex y los más económicos son los de espuma. Ambos modelos concuerdan en que son más duros. Los muelles ofrecen una superficie más mullida y son los favoritos de la mayoría de los clientes.

Por último, está el recubrimiento del colchón que puede ser de poliéster, algodón o de lana. En algunos casos, tienen un recubrimiento diferente por cada cara para alternar en verano y en invierno consiguiendo aumentar el calor o el frescor según corresponda.

Si encuentras colchones y canapes baratos lo primero que tienes que mirar es su composición, no su marca. Y compararlo con otros colchones que tengan idéntica composición y los mismos materiales. Solo así sabrás si son baratos de verdad o si estás ante algo que solamente tiene un precio acorde a su calidad.

Muchas veces, al adquirir un colchón, estamos pagando por la marca y por el nombre del producto más que por su calidad real, ya que hay otros modelos en el mercado con idénticas características y que pueden llegar a costar incluso la mitad por el hecho de que el fabricante no es tan conocido. Saber lo que se compra es fundamental para adquirir lo mejor al precio más reducido.

Pasos al comprar un coche de segunda mano

Las ventajas del seat segunda mano, es que sentiremos que vamos en un coche nuevo. No es fácil decidirse por un auto usado, pero cuando leas los siguientes consejos, verás que además de ser fácil, es a veces más práctico e inteligente, que comprar uno nuevo.

Una de las ventajas de adquirir un coche usado es que su tasa de depreciación es mucho menor que la de uno nuevo. Sobre todo, si contó con un buen dueño que le hizo su mantenimiento regular.

Por fortuna podemos determinar a grandes rasgos si fue así, con una breve inspección, pero sin buscar perfección.

Por estas razones es importante elegir un buen modelo. El seat segunda mano resulta una excelente opción.

Te recomendamos seguir estos pasos para ayudarte en la elección del mejor coche usado.

1.- Maneja el auto, y no solo en las calles adyacentes, pruébalo también en las avenidas. Así evaluarás el desempeño a cualquier velocidad. Mantén los sentidos bien atentos para detectar cualquier variación extraña, sonidos o vibraciones de los que puedas deducir imperfecciones en el motor, dirección, caja, frenos o sistema de suspensión.

2.- Aspecto exterior: La condición de la latonería y pintura, habla mucho del trato que ha tenido el coche, no elijas un auto con la carrocería o la cabina deteriorada.

Para eso debemos revisar meticulosamente el tapizado y tapas plásticas internas, cuidando que, si tuvo alguna vez una reparación estética, este sellada oportunamente y no tenga soldaduras expuestas, para tener una opinión experta puedes recurrir a un latonero.

3.- Derrames o fugas: Por lo general, si observas zonas oxidadas, de seguro se deba a derrames difíciles de corregir, lo que llevará luego a costosas reparaciones. Observa el motor por arriba y por debajo. El color determinará qué tipo de fuga es: negra, si es de aceite de motor, rosa si es de transmisión o verde si es anticongelante, un buen mecánico te puede ayudar.

4.- Investiga todo sobre el coche: Busca en internet, sus ventajas y desventajas, incluso la variedad de imperfecciones o problemas comunes en determinadas marcas y modelos.

5.- El Valor real: por lo general, es menor al promedio, porque el kilometraje y cantidad de dueños, puede fácilmente depreciar el valor del vehículo.

El seat es un excelente coche y ya ves que, si eliges bien, puedes aprovechar un gran seat de segunda mano.

La nueva casa de Patricia

Una amiga ha dado el gran paso: se ha comprado una casa. Para mi generación, sobre todo si hablamos de personas solteras, comprar una casa es una opción cada vez menos habitual. El ritmo de vida ha cambiado, los trabajos ya no son para toda la vida, nos movemos más y ahora nos pensamos mejor lo de estar ‘atados’ a una casa (y su correspondiente hipoteca) para los restos.

Así que cuando nos enteramos de que Patricia compraba una casa nos sorprendimos, aunque después de sus explicaciones nos pareció una elección entendible. Tiene un trabajo desde hace muchos años, está más que asentada en la empresa, la cual no se caracteriza por fulminar a sus empleados: es decir, tiene trabajo para toda la vida… casi seguro.

Con su sueldo le da para comprar una casa en Madrid, pero en el barrio que ella quería, cerca del trabajo, no iba a ser tan sencillo, así que optó por comprar una vivienda antigua y reformarla. Ya ha contactado con varias empresas reformas hogar para que la orienten y le hagan un presupuesto inicial.

Y lo cierto es que la casa en cuestión necesita ser rehabilitada, al menos según las fotos que nos ha enseñado. Se trata de una vivienda construida en los años 60 y que no ha tenido reformas de consideración. Así las cosas, requiere muchos cambios para adaptarse a los nuevos tiempos, no solo por cuestiones de seguridad y eficiencia energética, sino también porque Patricia quiere cambiar la estructura interna de la casa.

Cuando nos comentó lo que le puede costar contratar a una empresa de reformas hogar nos asustamos. Pensamos en lo que nos puede tocar a nosotros si compramos casa para reformar. No es que estas empresas cobren más de lo que deben, pero cuando te metes en este mundo de las reformas todo parece inabordable.

De momento, la chica está diseñando su casa, decidiendo como quiere estructurar las habitaciones. En base a eso, pedirá un presupuesto definitivo y se pondrá manos a la obra. El coste final total no será nada barato y eso que la casa que ha comprado tampoco es un palacio.  

La cabaña de las delicatesen

Recuerdo la primera vez que fui a Caleao: mi amigo Fede me había hablado del pueblo de sus abuelos en repetidas ocasiones y de que allí tenían una casa. Por aquellos tiempos yo estaba más interesado en discotecas que en pueblos perdidos en el monte de Asturias, así que no le hice mucho caso. De hecho, creo que fui el último que me decidí a pasar un fin de semana en su casa de montaña…

Finalmente cuando Fede se sacó el carné de conducir le acompañé con otro par de amigos. Y entonces me encontré con un pueblo increíblemente bucólico, de postal. Con muy pocas casitas en la ladera de la montaña, flanqueando la pequeña carretera, y una pequeña plaza con la iglesia, nada más. Durante aquel fin de semana olvidamos los bares y el calimocho y yo aprendí mucho sobre la vida tradicional en los pueblos de montaña.

De lo que mejor recuerdo guardo es de la cabaña. Siguiendo un camino hacia lo alto de la montaña, la familia de Fede tenía una cabaña que, en el pasado, se había utilizado como refugio para pastores. Pero en aquel momento ya no tenía ese uso, sino como despensa de delicatesen. Fede nos enseñó allí como hacer conservas y licores. Nos mostró todo el proceso para hacer deliciosas mermeladas que, por supuesto, probamos.

Nos dijo que todos esos productos eran importantísimos décadas atrás porque ayudaban a pasar el invierno. Todavía en el siglo XXI, Caleao no está muy bien comunicado con el ‘mundo civilizado’, imaginemos un siglo atrás. Cuando llegaban las nevadas, estos pueblos podían pasar días incomunicados por lo que las familias debían estar bien aprovisionadas.

Todo el mundo, en aquellos tiempos, sabía como hacer conservas, puesto que durante muchas semanas al año se alimentaban de ello. ¿Y los licores? Bueno, tengo que decir que no nos olvidamos del todo del calimocho, como dije antes, porque dimos buena cuenta de una de las botellas de licor casero que se guardaban en la cabaña. Era obvio: cuatro chavales de 20 años en una cabaña y varias botellas de licor… Pero fue un gran fin de semana, que se repitió muchas veces más.

El instalador de fibra

Soy muy sensible con la salud de mi conexión a internet. Desde que me conecté por primera vez, siempre me he sentido frustrado cada vez que la red no funciona como debería. Y he tenido fases muy malas. Por eso, cada vez que cambio de operador de telefonía e internet, estoy muy atento a todo lo que tiene que ver con la calidad de la conexión.

Siempre que puedo, echo una ojeada a las ofertas internet casa. La lucha por conseguir clientes es encarnizada y, por eso, hay que estar muy atentos para conseguir la mejor oferta. Es verdad que, a veces, supone un engorro estar cambiando de compañía cada poco tiempo. Otra opción para no tener que hacer este cambio es llamar a la propia operadora para presionar un poco. Para hacerlo siempre es bueno tener a mano las ofertas de la competencia…

Mi última experiencia con una instalación de internet y telefonía fija en casa fue un poco surrealista. No cabe duda de que influye mi obsesión por la calidad de la conexión a internet, que reciba exactamente el servicio que pago, pero tampoco ayudó mucho el peculiar instalador de fibra que aterrizó en mi casa.

La instalación de la fibra se debió a un cambio de domicilio. Aunque en un principio valoré la posibilidad de cambiar de operador al hacer la mudanza, las ofertas internet casa de otras compañías no llegaron a seducirme lo suficiente para que cambiara. Mi operadora me hizo un alta/baja, una de esas cosas raras que hacen para que yo aparezca como nuevo cliente, aunque ya soy veterano. Y de paso me cambiaron algunas cosas de mi contrato sin que yo me enterara… pero eso es otra historia.

Cuando llegó el instalador a casa se puso a trabajar una vez que optamos por un decodificador inalámbrico para la televisión (una avance decisivo para mí). Luego tuvo que bajar a hacer algo para poder «tirar cable hacia mi casa» (esas fueron sus palabras exactas). El caso es que no le volví a ver en 1 hora. Y yo esperando en casa. Al final llevó a término la obra, pero todo fue demasiado extraño.

El equipo de fútbol sala del barrio

Uno de cada dos españoles esconde un futbolista o un entrenador frustrado. Esto es lo que siempre se suele decir, que en las barras de bar siempre se juntan 15 o 20 entrenadores. Yo no creo que sea para tanto, simplemente se trata del deporte nacional y, quien más, quien menos, tiene algo de idea del asunto y se permite opinar. Creo que el fútbol es una cuestión mucho menos compleja que la política donde tal vez más gente sí debería permanecer calladita, sobre todo en los debates de televisión, que son como barras de bar televisadas…

Supongo que yo también tengo dentro un futbolista frustrado. Aunque tuve mi época como jugador siendo adolescente aquello no duró mucho. Y es que yo prefería el futbol sala, pero por aquellos tiempos este deporte no se tomaba muy en serio: o jugabas en campo o eran pachangas entre amigos.

Recuerdo disfrutar de un torneo que se jugaba por la noche en mi ciudad en el que la gente se lo tomaba muy en serio dentro del buen ambiente reinante. Muchos equipos venían con camisetas con serigrafia personalizada con el nombre y el número como si fuesen Messi o CR7. Fue una buena época pero terminó pronto.

Muchos años más tarde, cuando llegué a este barrio decidí recuperar mi vieja afición y busqué en un foro gente interesada en jugar a fútbol sala. Hice amistad con varias personas de la zona y empezamos a jugar entre nosotros. Cuando me volví a poner las zapatillas de jugar recordé que el fútbol sala es más duro de lo que lo pintan. A pesar de que estoy de ir a correr con asiduidad no tiene nada que ver y a la media hora estaba exhausto. Pero fue divertido y, poco a poco, fui cogiendo otra vez la forma.

Hemos empezado a buscar gente de otros barrios de la zona norte de la ciudad para jugar un poco más en serio. Prueba de ello es que nosotros también hemos mirado serigrafia personalizada para tener una equipación propia. Si es que juntas a 10 tipos alrededor de una pelota y ya piensan que es la Champions League…