VOLVER AL CINE

Me encantan las películas, sobre todo si son buenas y de los temas que a mí me interesan. Porque para ver películas malas solamente hay que encender la televisión el fin de semana después de comer, ahí las películas que ponen siempre son dramones que casi siempre hablan de gente enferma que se tienen que hacer un ensayo sobre el cancer que padece y casi siempre terminan mal, para ver esa clase de películas mejor no ver nada. Hace muy poco tiempo que he visto la peli que está dedicada al grupo de rock Queen y he de decir que me gustó mucho, no es que sea un peliculón, pero es una peli entretenida con una muy buena banda sonora, se la recomiendo a todo el mundo para que la vea.

 

Dentro de poco va a salir la nueva peli de los vengadores que llevamos esperando un año, espero que la espera haya valido la pena y que no nos falle marvel, aunque creo que va a haber alguna que otra sorpresa que no les va a gustar a los fanáticos del UCM. Hace poco que he visto la última película que hacía falta ver para poder ver la de los vengadores y ya estoy preparado para el día del estreno, ya me estoy empezando a poner nervioso, pues hace mucho que no voy al cine.

 

Cuando era un niño iba mucho al cine, ya que mi abuelo era gerente de un cine que estaba justo al lado de mi casa, por lo que iba gratis casi todos los días. Hoy en día ir al cine me parece que es un poco caro y que se están aprovechando de los espectadores. Personalmente para poder ir al cine hoy en día me tienen que poner o bien una peli de star wars o del señor de los anillos o de rocky, es muy raro que vaya a ver una peli al cine que no vaya de uno de estas tres sagas de pelis. Aunque creo que esta última de los vengadores va a ser digna de disfrutar de mi presencia el cine.

LA UNIVERSIDAD NO ES PARA TODOS

Nunca he ido a la universidad, y ha decir la verdad tampoco me lo había planteado nunca cuando era joven y estudiaba en el colegio y en el instituto. Como no era un buen estudiante prefería otras salidas antes que tener que ir a la universidad. Además las universidades son muy caras y dado mi nefasto nivel como estudiante nunca tuve acceso a becas, las becas están destinadas para otras personas que de verdad las necesitan y a la vez son buenos estudiantes.

 

Por mi parte la única cosa que le veía a la universidad que me llamaba eran las fiestas, pero no puedo decir que no haya disfrutado de esas fiestas, ya que tuve bastantes amigos que sí pudieron estudiar en la universidad y por fortuna nos invitaban a dichas fiestas. Además como tenía amigos en varias universidades diferentes teníamos opción a ir a diferentes fiestas de diferentes campus. A lo largo de los años, los compañeros y amigos de mis amigos se convirtieron también en amigos míos, por lo que ir a visitar a mis amigos a las universidades se convertía en algo muy divertido, hubiese fiesta o no. El mero hecho de salir por la noche todos juntos ya se convertía en una fiesta.

 

Pero también he de decir que para mis amigos, la universidad no era solamente fiesta, han tenido que estudiar mucho y durante bastantes años, ya que sacarse la carrera año a año es casi imposible, sobre todo si te vas de fiesta continuamente. Esa parte en la que había que estudiar como un loco no la eché de menos nunca y di gracias por no tener que hacerlo.

 

Ir a la universidad te puede facilitar entrar en el mundo laboral, pero a decir verdad no te garantiza nada de nada, hay un montón de carreras en las que no es que haya muchas salidas, pero hay quien piensa que con rellenar el currículum ya es suficiente y no es así.

 

La universidad tiene cosas buenas pero no todo es de color de rosa, si no que se lo pregunten a uno de mis amigos que para poder terminar su carrera tuvo que irse a otra universidad, ya que había entrado en un bucle de perdición del que no podía salir.