Categoría: Muebles

3 Estilos de despacho que triunfan

Montar un despacho es ahora más fácil que nunca gracias a los muebles de despacho online que puedes encontrar en Internet y que encajan con todos los estilos. ¿Eres una persona clásica o moderna? ¿Quieres un sistema de trabajo convencional o prefieres un ambiente de oficina polivalente? Todo puede conseguirse con los muebles adecuados y el estilo correcto. Veamos qué tipos de despacho están de moda.

  1. Despachos clásicos. Cada vez están menos de moda, pero siguen siendo los favoritos de ciertas profesiones, como los abogados. Son despachos con muebles de diseño clásico, con bastantes muebles y muchas estanterías abiertas para tener a mano todo el material de trabajo.

Lo más imponente suele ser la mesa de despacho, de madera de calidad y gran tamaño, con una silla señorial a juego y complementos antiguos o con un diseño que imita a las antiguas lámparas de escritorio o a los pisapapeles clásicos.

Es importante que estos despachos sean muy luminosos para no acabar teniendo una imagen excesivamente vetusta y triste. Una pincelada de modernidad, como un cuadro de diseño actual, puede darle mucha vida a estas habitaciones.

  1. Despachos minimalistas. Son el estilo de despacho moderno más utilizado. Mesas amplias, despejadas y espacios abiertos. Los muebles, a medida desde el suelo hasta el techo, con puertas lisas que pueden dar la sensación de pared cerrada. Las tonalidades de madera natural o el blanco son las tendencias.

Todo en orden y muy iluminados, estos despachos escapan de elementos ornamentales que no son imprescindibles, como las grandes alfombras o las estanterías abiertas repletas de fotos o de recuerdos de congresos.

Las paredes empapeladas de títulos dan lugar a espacios despejados, pintados en colores claros y que ofrezcan sensación de amplitud.

  1. Despachos compartidos. Es un tipo de despacho muy actual. Ahora, los espacios compartidos están de moda. Por un lado, ahorran mucho espacio, especialmente en empresas en las que los trabajadores no necesitan estar en el despacho todo el día sino que comparten el tiempo con trabajo en el exterior o desde casa.

En lugar de habitaciones de mayor o menor tamaño cerradas, se habilitan grandes sanas con mesas corridas que permiten tanto el trabajo individual como el trabajo en grupo. Los despachos cerrados se utilizan por todo el mundo cuando tienen que recibir a un cliente o mantener una reunión que precisa de un carácter más confidencial.