Como conseguir un salón más luminoso

Un salón luminoso es imprescindible para que se vea bonito y luzca bien la decoración. Para conseguir este objetivo hay que tener en cuenta dos cosas: la luz natural y la luz artificial. Y vamos a ver cómo podemos jugar con cada una de ellas para lograr el mejor objetivo.

Puedes pensar que si tu casa no tiene demasiada luz natural no hay mucho que hacer, pero hay trucos para potenciar la luz que entra por la ventana. Lo primero, por supuesto, es eliminar las cortinas gruesas y pesadas y dejar en su lugar visillos o, todavía mejor, estores muy finos. Los estores muy finos en tono blanco o crema muy claro harán que la luz que entra no se vea apagada por nada y el salón recibirá toda la luz natural que sea posible.

Un truco que suele funcionar es colocar un espejo para que refleje la luz que entra y la potencie. Hay que hacerlo bien para que no deslumbre y se consiga el efecto perseguido. A veces, hay que probar con distintos espejos y alturas hasta que se logra hacerlo, pero bien conseguido ofrece resultados muy buenos.

En cuanto a la luz artificial lo primero es estudiar con tranquilidad dónde queremos que haya puntos de luz. Para eso, tenemos que tener colocados los muebles previamente. Podemos instalar luces LED sobre el sofá que pueden ser regulables en potencia para usar según nos apetezca tener luz o prefiramos una agradable penumbra para ver la tela. También es necesario contar con luces que iluminen el resto de la habitación sin dejar sombras y con focos para resaltar elementos decorativos muy concretos, como un repisa con decoración o un bonito cuadro.

Para comprar todo esto, que siempre debe de ser iluminación LED, lo mejor es comenzar por consultar ofertas online accesorios iluminacion para buscar todo aquello que podemos necesitar y encontrarlo al mejor precio. Una vez que se tienen todos los accesorios es la hora de instalarlos, algo que seguramente deba de hacer un profesional.

Y ya que va a haber un profesional trabajando en la luz de tu salón, pídele que instale reguladores para poder subir o bajar la intensidad de las luces a voluntad y que todos los puntos de iluminación de la sala puedan manejarse a través de un cómodo mando a distancia para no tener que levantarse cada vez que se quiera encender o apagar algo.

Los comentarios están cerrados.