Menú

Goccia

Posting, u know….

El equipo de fútbol sala del barrio

Uno de cada dos españoles esconde un futbolista o un entrenador frustrado. Esto es lo que siempre se suele decir, que en las barras de bar siempre se juntan 15 o 20 entrenadores. Yo no creo que sea para tanto, simplemente se trata del deporte nacional y, quien más, quien menos, tiene algo de idea del asunto y se permite opinar. Creo que el fútbol es una cuestión mucho menos compleja que la política donde tal vez más gente sí debería permanecer calladita, sobre todo en los debates de televisión, que son como barras de bar televisadas…

Supongo que yo también tengo dentro un futbolista frustrado. Aunque tuve mi época como jugador siendo adolescente aquello no duró mucho. Y es que yo prefería el futbol sala, pero por aquellos tiempos este deporte no se tomaba muy en serio: o jugabas en campo o eran pachangas entre amigos.

Recuerdo disfrutar de un torneo que se jugaba por la noche en mi ciudad en el que la gente se lo tomaba muy en serio dentro del buen ambiente reinante. Muchos equipos venían con camisetas con serigrafia personalizada con el nombre y el número como si fuesen Messi o CR7. Fue una buena época pero terminó pronto.

Muchos años más tarde, cuando llegué a este barrio decidí recuperar mi vieja afición y busqué en un foro gente interesada en jugar a fútbol sala. Hice amistad con varias personas de la zona y empezamos a jugar entre nosotros. Cuando me volví a poner las zapatillas de jugar recordé que el fútbol sala es más duro de lo que lo pintan. A pesar de que estoy de ir a correr con asiduidad no tiene nada que ver y a la media hora estaba exhausto. Pero fue divertido y, poco a poco, fui cogiendo otra vez la forma.

Hemos empezado a buscar gente de otros barrios de la zona norte de la ciudad para jugar un poco más en serio. Prueba de ello es que nosotros también hemos mirado serigrafia personalizada para tener una equipación propia. Si es que juntas a 10 tipos alrededor de una pelota y ya piensan que es la Champions League…