LA COMPRA MÁS BARATA

Desde que me di cuenta de que mi madre cambió de marca de leche y que ahora la leche que toma es de la marca central lechera asturiana le he comentado que le puede interesar central lechera asturiana puntos para conseguir algunas ofertas que le podrían interesar. Yo oí hablar de estos puntos por la madre de uno de mis amigos, que al parecer lleva usando estos puntos para conseguir ofertas que le hacían ahorrar un buen dinero a lo largo del año. 

 

He de decir que en nuestro país no conozco otra marca que haga algo similar con puntos de este estilo, pero sí que sé que en otros países lo de los puntos está muy establecido. En estos países por norma general se dedican más a los cupones de descuento que dan en los periódicos. Hasta he llegado a ver un programa de televisión en el que básicamente el programa consistía en intentar hacer una compra enorme gastando la menor cantidad de dinero posible. He de decir que no le veía nada de sentido a esto porque muchas de las cosas que se compraban en este programa no las iban a usar o consumir en mucho tiempo o nunca. En lo que se basaba más que nada el programa es en la adicción a las compras compulsivas de algunas personas. Solamente espero que nunca llegue a nuestro país un programa de este estilo, porque en aquí la gente se volvería loca por poder hacer una compra enorme gastando lo menos posible. Ya hay demasiada gente en nuestro país que está demasiado viciada en el tema de las compras. Sin ir más lejos la novia de uno de mis mejores amigos no hay día que pase sin que se compre varias cosas que a decir verdad no es que necesite, pero ella sigue comprando casi todo lo que ve y le gusta. Su novio y yo nos metemos con ella y le llamamos la bolsas, porque siempre que vuelve a casa lleva como mínimo una o dos bolsas en la mano. Hasta a veces nos esconde lo que se ha comprado, hasta que le vemos con cosas que nunca le habíamos visto y le preguntamos de dónde las ha sacado. Y entonces es cuando nos damos cuenta de que nos intentaba engañar.