LA UNIVERSIDAD NO ES PARA TODOS

Nunca he ido a la universidad, y ha decir la verdad tampoco me lo había planteado nunca cuando era joven y estudiaba en el colegio y en el instituto. Como no era un buen estudiante prefería otras salidas antes que tener que ir a la universidad. Además las universidades son muy caras y dado mi nefasto nivel como estudiante nunca tuve acceso a becas, las becas están destinadas para otras personas que de verdad las necesitan y a la vez son buenos estudiantes.

 

Por mi parte la única cosa que le veía a la universidad que me llamaba eran las fiestas, pero no puedo decir que no haya disfrutado de esas fiestas, ya que tuve bastantes amigos que sí pudieron estudiar en la universidad y por fortuna nos invitaban a dichas fiestas. Además como tenía amigos en varias universidades diferentes teníamos opción a ir a diferentes fiestas de diferentes campus. A lo largo de los años, los compañeros y amigos de mis amigos se convirtieron también en amigos míos, por lo que ir a visitar a mis amigos a las universidades se convertía en algo muy divertido, hubiese fiesta o no. El mero hecho de salir por la noche todos juntos ya se convertía en una fiesta.

 

Pero también he de decir que para mis amigos, la universidad no era solamente fiesta, han tenido que estudiar mucho y durante bastantes años, ya que sacarse la carrera año a año es casi imposible, sobre todo si te vas de fiesta continuamente. Esa parte en la que había que estudiar como un loco no la eché de menos nunca y di gracias por no tener que hacerlo.

 

Ir a la universidad te puede facilitar entrar en el mundo laboral, pero a decir verdad no te garantiza nada de nada, hay un montón de carreras en las que no es que haya muchas salidas, pero hay quien piensa que con rellenar el currículum ya es suficiente y no es así.

 

La universidad tiene cosas buenas pero no todo es de color de rosa, si no que se lo pregunten a uno de mis amigos que para poder terminar su carrera tuvo que irse a otra universidad, ya que había entrado en un bucle de perdición del que no podía salir.

Los comentarios están cerrados.