RECUERDOS DE CUMPLEAÑOS

Dentro de poco va a estar de cumpleaños el hijo de uno de mis amigos de la juventud y ya llevaba tiempo pensando qué es lo que le podría regalar este año. Y por fin llegué a pensar algo que le pueda hacer falta tanto a él como a sus padres, y había pensado en regalarle unos estores infantiles chulos para poner en su habitación. Como tengo los gustos parecidos a los de los niños no me va a ser difícil encontrar unos que le vayan a gustar.

 

Cuando era niño, en mi cumpleaños, siempre quería que me regalasen cosas que estuviesen relacionadas con el mundo del fútbol. Podía ser cualquier cosa, desde ropa para hacer deporte a balones. Nunca tenía suficientes balones, o eso me lo parecía a mí de niño.Pero había una madre de uno de mis amigos que siempre te regalaba ropa para vestir y yo eso lo odiaba, aunque me hacía un favor. Ya que al ir a un colegio en el que teníamos que usar uniforme todos los días no es que tuviese demasiada ropa de uso normal, y casi toda la que tenía era heredada de mis hermanos mayores. El mayor problema por no tener mucha ropa de uso normal lo tuve cuando empecé a ir al instituto, ya que no tenía ropa suficiente para vestirme todos los días de calle, por lo que me tuvieron que comprar unas cuantas cosas. Y muchas de esas cosas todavía las conservo aunque me valgan muy pocas.

 

Hay que regalar a los niños cosas que les hagan tener buenos recuerdos en el futuro, porque eso es con lo que se queda cada uno, con sus recuerdos. Cuando se hacen regalos, por norma general, los niños nunca recuerdan los juguetes ya que con el paso de los años los niños tienen muchos juguetes y de más de la mitad ni se acordarán en toda su vida.

 

Bueno, espero que al hijo de mi amigo le gusten los estores infantiles que le he escogido y que con el paso del tiempo le quede un buen recuerdo de mi regalo.

Los comentarios están cerrados.