Tu casa también necesita protegerse del sol

Más de una vez te habrán hablado de la necesidad de proteger tu piel de los rayos nocivos del sol. Y de lo importante que es usar un protector solar, incluso durante el invierno, para que no te salgan manchas en la piel. Pero igual lo que no te han dicho nunca es que tu hogar también necesita protegerse de esos rayos de sol que pueden ser tan perjudiciales, sobre todo para maderas y para muchos textiles.

Cuando la madera de un suelo se ve sometida al sol, puede acabar perdiendo color e incluso puede levantarse el barniz. Los muebles de cocina lacados en bonitos colores pueden acabar perdiendo el brillo y con los tonos muy apagados cuando el sol hace su efecto día tras día. Y, por supuesto, todos sabemos lo que pasa con las cortinas por culpa del sol, llegando incluso a rasgar de quemadas que acaban con el paso del tiempo.

Pero, ¿cómo proteger la casa de los rayos del sol? En muchas viviendas vemos como las persianas se bajan al mediodía y no vuelven a subirse hasta caer la tarde. Pero con eso privamos a la vivienda de la luz, que es una de las cosas más bonitas con las que puede contar una casa.

La solución está en las cortinas screen, un tipo de tejido que permite que pase la luz, que es el factor positivo del sol, pero filtra ese calor y esos rayos perjudiciales que causan daño en el mobiliario. Tendríamos, por tanto, solo lo bueno del astro rey ahorrándonos lo que nos causa disgusto. ¿Qué más se podría pedir? Pues variedad y atractivo, lo que también nos ofrecen estas cortinas.

Las cortinas screen pueden encontrarse también en formato de estor enrollable y son ideales para toda la casa ya que se adaptan a todas las decoraciones y se encuentran en cualquier color. Pueden comprarse en tamaños estándar o pueden comprarse fabricadas a medida, en cuyo caso pueden ser un poco más caras, pero se ajustarán al cien por cien a nuestra casa.

Para las personas que tienen más maña y práctica, es posible comprar el tejido screen por metros y fabricarse sus propias cortinas, adaptándolas al espacio y a sus gustos personales, pero siempre con las características de este tejido tan moderno y con tan buenas cualidades, entre las que también destacan su atractivo, ya que es realmente bonito y decorativo.